Consternación en Brasil por fotos de personas buscando comida entre restos de animales

Mundo 03/10/2021 Por INNOVA CJR
Las fotos pusieron en debate las condiciones en las que viven 116,8 millones de brasileños que no tienen acceso pleno a los alimentos.
nino_brasil-1024x576

Una serie de impactantes fotografías de brasileños hambrientos que revuelven huesos de animales amontonados y descartes de carnicería, buscando algo para comer, se está convirtiendo en un símbolo de las condiciones sociales extremas en las que se encuentra Brasil.

Las imágenes, que muestran a un hombre en cuclillas en un camión contenedor sobre una montaña de restos de animales, huesos, sobras y entrañas, recolectados en supermercados y destinados a fábricas de jabones y alimentos para mascotas, fueron tomadas en Río de Janeiro por el fotoperiodista Domingos Peixoto, ya ganador de varios premios.

"Hay días en que quisiera llorar", confió José Divino Santos, conductor de la camioneta, a Peixoto y al reportero Rafael Nascimento de Souza del diario Extra.

Este último lanzó la sesión de fotos con el titular: "Brasil 2021: el dolor del hambre", que generó conmoción en todo el país.

manos-revisan-restos-huesos-y-carne-separan-los-mejores-pedazos-comer-cada-dia-foto-extra

"En el pasado, la gente me preguntaba si podía darle un hueso para el perro. Hoy la gente me pide que consiga algo de comer", dijo Santos.

Denise, una mujer de 51 años, confesó que necesitaba algo para alimentar a sus cinco hijos después de perder a su pareja.

"No sabes cuánto tiempo pasó desde que vi un trozo de carne. Es desde antes de la pandemia. Estoy muy agradecida por eso", agregó la mujer con algunos despojos en la mano.

Extra recordó que una encuesta de la Red Brasileña de Investigación en Seguridad Alimentaria y Nutricional reveló que más de 116,8 millones de personas viven hoy sin acceso pleno y permanente a los alimentos en Brasil.

De ellos, 19,1 millones (el 9% de la población) padecen hambre y viven en una "inseguridad alimentaria grave".

Las cifras revelan un aumento del 54% en la cantidad de personas que sufren escasez de alimentos en comparación con 2018.

En Brasil, el Covid-19, subestimado por el presidente Jair Bolsonaro, causó más de 600.000 muertes.

El sábado, en Río de Janeiro, miles de personas marcharon una vez más para protestar contra el presidente ultraconservador, al que se le atribuye la desastrosa situación en la que se encuentra el país.

El camionero José Divino Santos, de 63 años, encargado de transportar la carne, asegura que en los últimos meses ha aumentado el número de personas que piden huesos y sobras.

"Algunos días llego aquí y tengo ganas de llorar. Un país tan rico no puede ser así. Es muy triste que la gente pase por esta situación. Me duele el corazón. Antes, la gente pasaba y pedía un trozo de hueso para dárselo a los perros. Hoy, pidieron un poco de hueso para hacer comida. Pasaron dos o tres vagabundos y se los llevaron. Hay días en los que hay unas 15 personas", describió Divino Santos a la revista Forum.

FUENTE: ÁMBITO

Te puede interesar