Los ganaderos de Valle Fértil, Caucete y Sarmiento piden forrajes, represas y más perforaciones para afrontar la sequía

Dicen que están en riesgo los vacunos y caprinos de los departamentos de Valle Fértil, Caucete y Sarmiento.
ddc281021-003f01

 La sequía que ya viene afectando al sector agrícola en San Juan también amenaza con hacer sentir sus efectos en el ámbito ganadero. Es porque la falta de agua está poniendo en riesgo los vacunos y caprinos de departamentos como Valle Fértil, Caucete y Sarmiento al punto que desde el sector reclaman ayuda como forrajes, la construcción de represas y nuevas perforaciones para poder dar de beber y comer a los animales.

La expectativa está puesta en la Cámara de Diputados que tratará un proyecto para declarar la emergencia hídrica por un año, a partir del 26 de noviembre, en todo el territorio provincial y con beneficios también para el sector ganadero. Autoriza al Gobierno provincial a celebrar convenios con el Estado nacional para la asistencia financiera necesaria para llevar adelante acciones y obras "tendientes a la prevención de los daños que pudieran ocurrir por las inclemencias climáticas y escasez de recursos hídricos en la provincia". Entre esas medidas podrían estar las medidas que reclaman los ganaderos.

Según datos del sector, están en riesgo unos 52.000 vacunos y unos 60.000 caprinos, es decir más de 100.000 animales. Y por eso la asistencia será tan necesaria.

Uno de los departamentos más afectados es Valle Fértil. Aníbal Vega, responsable del área de Desarrollo Pecuario de la comuna, dijo que la crisis hídrica no es nueva y que ya viene haciendo sentir sus efectos desde hace años, pero que esta temporada se perfila como peor. Es porque no hay lluvias para mantener las pasturas y se anticipa un verano muy seco y pocas precipitaciones. El año pasado el municipio, con ayuda del Gobierno provincial, tuvo que asistir a los ganaderos con fardos de pasto para dar de comer a los animales. Y este año estimó que deberán hacer lo mismo, más construir nuevas aguadas para recoger lo que dejen las lluvias y perforaciones para dar de beber a los animales. El temor es porque explicó que los pastos están muy secos y con tierra y que al comerlos, los animales tienen problemas en los pulmones y les cuesta respirar. Algunos hasta mueren y otros no engordan.

Según datos que manejan en la comuna, unos 24.800 vacunos registrados y otros 39.800 caprinos, que corren riesgo de perderse.

En este panorama, si un productor quiere comprar un fardo de pasto para alimentar sus animales, en el Valle pude llegar a pagar hasta 650 pesos, cuando el año pasado partía desde los 490 pesos. La diferencia es de un 33%. Para tener una idea del rendimiento, un fardo sirve para que un vacuno se alimente 2 días. En cambio puede dar de comer a unas 50 cabras por día.

En Caucete, el encargado del área productiva, Daniel Manrique, habló de que la falta de lluvias también está afectando a los productores del departamento, que en su mayor parte están ubicados en la zona de Bermejo. Se trata de unos 500 animales, en su mayor parte caprinos, pero también hay vacunos. En este caso también van a necesitar pasto y ayuda para construir aguadas.

El panorama de la sequía también afecta a Sarmiento, en el sur sanjuanino. Las expectativas también están puestas en la ayuda oficial que les pueda llegar a los productores.

En este ámbito, a diferencia de lo que ocurre en el sector agrícola, que depende del agua que pueda traer el río San Juan, que se nutre de las nevadas en la cordillera, bastante escasas por cierto en esta temporada, se trata de la escasez de lluvias. En el campo hay aguadas o represas para acumular el agua necesaria para dar de beber a los animales. Pero en los últimos años las precipitaciones han sido muy escasas y nada permite anticipar que este verano el panorama vaya a cambiar. Además, con poca agua en el río, tampoco se pueden regar los cultivos de alfalfa, lo que se traduce en menos alimentos para los animales. El panorama es preocupante y por eso desde el sector anticipan que hará falta asistencia oficial para que no se les mueran los animales.

En Mendoza, por ejemplo, productores del sur y del Valle de Uco ya han perdido cientos de cabezas de ganado, sobre todo caprinos, y muchos animales sufren de desnutrición.

 Valor

650  Es, en pesos, lo que puede llegar a costar un fardo de pasto en Valle Fértil. Si escasean los forrajes en el campo hará falta ayuda extra para dar de comer a los animales.

Pérdidas en el campo
La falta de agua ya está haciendo sentir sus efectos en el campo sanjuanino. Por ejemplo, en la Sociedad de Chacareros calculan que se reducirá entre 20 y 30% la siembra que hasta ahora se venía ubicando en 2.000 hectáreas, con lo cual la provincia contará solamente con entre 1.400 a 1.600 hectáreas de verduras y hortalizas, para la próxima campaña.

La proyección de cultivo de los melones en el departamento de Sarmiento es similar: en la Asociación de Productores de Semillas (Aprosem) estiman una reducción del 25% este año por la falta de agua.

En zonas de San Martín o Angaco, que son las que están recibiendo el flujo de chacareros que llegan desplazados de zonas urbanas por el avance de los barrios, los pozos deben tener una profundidad de entre 80 y 150 metros por la situación.

Fuente: Diario de Cuyo
 


 
  
 
 
  

Te puede interesar