Investigaban un prostíbulo VIP y descubrieron un "museo del nazismo"

La Policía Federal secuestró libros, brazaletes con esvásticas y simbología nazi en un estudio jurídico.
539827

La Policía Federal allanó el estudio jurídico de un abogado, supuesto representante del Partido Nacional Socialista de la República Argentina, Paraguay y Uruguay, en un procedimiento donde se secuestraron objetos y simbología nazi cuando se investigaba a las personas que explotaban sexualmente a dos mujeres extranjeras en un departamento privado en la zona de Tribunales.

El letrado es Daniel Roberto Schumacher, que tenía en su oficina un artículo periodístico enmarcado en el que se destacaba un imagen que lo mostraba abrazado a Alejandro Biondini, que señalaba “Mi abogado es un SS”, en alusión a al Schutzstaffel, la organización parapolicial de Adolf Hitler. Biondini, que supo reivindicar el nazismo, es el líder del partido Frente Patriota. Según un informe de la Policía Federal de 1998, Schumacher era entonces asesor legal de Biondini y otros referentes del nacionalsocialismo y movimientos skinheads en el país.

En el lugar se encontró una réplica de espada antigua de aproximadamente 1,2 metros, con simbología nazi, tres fotografías de Hitler, la réplica de un escudo antiguo con simbología nazi y el libro Deutschland Erwacht (Alemania Despierta) en alemán.

 descarga (1)
Se encontró además un cuadro con un banderín con la cruz esvástica, que pertenecería y habría sido utilizado por el padre del Schumacher en la Segunda Guerra Mundial, ya que integró la fuerza aérea de Hitler. Se halló también un cuadro del Graf Spee, otra foto enmarcada de Hitler, un ejemplar de su libro Mi Lucha, y revistas, recortes periodísticos, folletería y fotografías relacionados con el nazismo.

539829

En otro allanamiento en la calle La Rioja al 1200 se encontraron dos brazaletes con esvásticas (uno de cuero y uno de tela), un llavero con la cruz esvástica, tres libros con la historia de Hitler, un video VHS titulado “La Mentira del Holocausto”, otro con una esvástica escrita a mano, un rifle calibre .22 largo desarmado con mira telescópica, tres proyectiles y 170.000 pesos, 650 dólares y unos pocos euros.

Intervinieron los policías de la División Delitos Contra la Salud Pública de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina y la fiscalía especializada en trata de personas a cargo de Alejandra Mángano, Protex. El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, estuvo en los allanamientos y se convocó a los especialistas del Museo del Holocausto para evaluar los objetos secuestrados.

Las dos mujeres extranjeras explotadas sexualmente fueron encontradas en un departamento de Libertad al 300, que supuestamente era propiedad de Schumacher. Se le secuestraron celulares y computadoras. El departamento fue clausurado. Las mujeres fueron asistidas por personal de la Dirección de Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento de las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia.

La causa es investigada por el juzgado federal de Sebastián Casanello y el caso se inició por reclamos de vecinos por actividades sexuales y ruidos molestos en lugares donde vivían familias con menores de edad.

Los elementos secuestrados relacionados con la simbología nazi pertenecerían a Schumacher, investigado en la causa, dijo la policía, que dio cuenta de una suerte de “museo del nazismo” tras recorrer el estudio.

 

Te puede interesar