Parque Natural Valle Fértil: uno de los grandes atractivos de la provincia

Fue creado en 1971 y cuenta con una extensión aproximada de 800.000 hectáreas.
51652379461_e15bd33aaf_b

Ubicado en el centro este de la provincia y abarcando parte de los departamentos de Caucete, Angaco, Jáchal y Valle Fértil, antiguamente fueron pobladas por comunidades originarias como los huarpes y los capayanes. Los yacampis también vivieron en la región y - según diversos indicios arqueológicos y lingüísticos - tuvieron vinculación con los diaguitas. Los diferentes pueblos recibieron el influjo de los incas, los que ocuparon y habitaron la zona hasta el Siglo XVI. La herencia incaica perdura hasta el día de hoy. El nombre del departamento tiene su origen en un vocablo quechua: ‘Valle Fértil’ proviene de la voz chajpajnaj, que se traduce como “país verde de los muchos ríos” o “tierra fértil”.

El departamento Valle Fértil fue fundado el 18 de abril de 1776 por disposición de Junta de Población de Chile. Esta le encargó al Cabildo de la Ciudad de San Juan de la Frontera ratificar la Comisión a Don Pedro Pablo de Quiroga, quien debía fundar el paraje dónde está situada la Iglesia de San Agustín de Jáuregui (hoy Villa San Agustín).

Con la finalidad de proteger un amplio sector de ambientes xéricos, propios de la provincia biogeográfica del Monte, el 3 de noviembre de 1971, Valle Fértil, fue declarado Parque Natural por la Ley Provincial Nº 3.666/71. Actualmente, es la Ley Provincial Nº 118-L.

El objetivo de la ley es controlar la zona delimitada como Parque Natural Valle Fértil de toda actividad cinegética y ordenar las actividades ligadas al turismo, prácticas y estudios científicos y otras similares que se permitan en las zonas afectadas a parques natural y reservas.

Las sierras que forman parte de Valle Fértil representan los últimos encadenamientos occidentales de las Sierras Pampeanas. Son consideradas un centro de endemismos de especial interés para la conservación.

El Parque Natural Valle Fértil posee un clima más húmedo que el resto de territorio de la provincia y posee una extensión aproximada de 800.000 hectáreas.

Las sierras de Valle Fértil tienen alturas superiores a los 2.000 metros, recibe los vientos húmedos del Atlántico, generando mayor cobertura vegetal y riqueza florística; como así también cursos de agua temporal y permanentes cuyo escurrimiento se produce a lo largo de las quebradas de los ríos Chucuma, Astica, Las Tumanas, del Valle y Usno.

Todas estas condiciones hacen a la flora y fauna que se puede avistar en la zona. La flora autóctona se comprende por Quebracho Blanco, Algarrobos, Mistol y Tala. En algunas quebradas orientales de la Sierra de Valle Fértil y de La Huerta, se pueden encontrar bosques de Quebracho Colorado u Orco-Quebracho junto a grupos de Molle y Ancoche, especies características del Distrito del Chaco Serrano. Entre las herbáceas son comunes el Limoncillo, el Chil-Chil, el Incayuyo y el Poleo.

En cuanto a la fauna está representada por numerosas especies, algunas típicas del ambiente chaqueño. Entre las aves podemos mencionar chuña de patas negras, Rey del Bosque, picaflor cometa, carpintero del cardón. Los reptiles están representados por diversas especies de lagartos y serpientes como la víbora cascabel, coral, yarará chica y ñata, lagarto colorado y overo. Entre los mamíferos es posible observar a guanacos, pumas, maras y otros mamíferos menores.

Actualmente la zona está teniendo una alta inversión de productores locales que buscan incentivar el turismo y la promoción de actividades que tienen como objetivo principal el cuidado del ambiente.

51652606223_93888123bf_b

Te puede interesar