La tonada cuyana, declarada patrimonio inmaterial provincial

La Cámara de Diputados de la provincia sancionó la ley que aborda esta expresión musical, característica de la región de Cuyo.
60d0fe6e31dcfa128eaccce618f895a0_L

La tonada, a través de su poesía, música y canto y la forma en que se expresa y socializa, trasmite rasgos fundamentales de la identidad cuyana. Esta fue la principal razón por la que, este jueves, la Cámara de Diputados declaró a la tonada cuyana como patrimonio inmaterial provincial.

El proyecto de ley, aprobado por unanimidad, fue presentado por el Ministerio de Turismo y Cultura ante el Poder Ejecutivo y propone incorporar a la tonada cuyana al Patrimonio Cultural Inmaterial de la provincia de San Juan, entendiendo que es una de las expresiones culturales características del pueblo y de toda la región cuyana y que contribuye así también al acervo cultural de la identidad nacional.

Cabe destacar que, la provincia de San Juan celebra cada 30 de noviembre el día de la “Tonada Sanjuanina”, género musical representativo del acervo cultural y folclórico de la provincia, en homenaje al natalicio de Ernesto Andrés Villavicencio.

Uno de los interlocutores consultados para esta declaratoria fue el reconocido músico sanjuanino y director del Auditorio Juan Victoria, Rolando García Gómez, quien hizo su aporte, valorando a la tonada cuyana como uno de los ritmos folclóricos que se destaca por su riqueza musical y poética, además de ser uno de los elementos sobresaliente en la construcción de este ritmo tan arraigando y propio de la región.

De esta manera, la iniciativa de este proyecto considera que es menester que aquellos que tengan en sus manos la responsabilidad del diseño de las políticas públicas de la provincia de San Juan tomen participación activa en la gestión y salvaguarda de los bienes culturales que conforman los valores, creencias y tradiciones fundamentales del pueblo sanjuanino.

 Los antecedentes
El proyecto está basado en dos antecedentes. Por una lado, la ley nacional 26.305 que aprobó la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, adoptada en París en 2005, que afirma el reconociendo de la importancia de los conocimientos tradicionales como fuente de riqueza inmaterial y su contribución positiva al desarrollo sostenible.

Por otro lado, en el año 2006, el Congreso de la Nación Argentina sancionó la Ley 26.118 por el que se aprobó la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, ratificando así la voluntad del Estado Argentino de adherir al citado instrumento internacional.

En este marco, el documento elaborado en dicha convención de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), estableció que se entiende por patrimonio cultural inmaterial (PCI) los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas –junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

La Convención también definió diferentes ámbitos del patrimonio cultural inmaterial, describiendo las “artes del espectáculo” como variadas manifestaciones culturales que van desde la música vocal o instrumental, la danza y el teatro hasta la pantomima, la poesía cantada y otras formas de expresión.

Sobre la tonada
La tonada es un género folclórico musical incluido dentro de la lírica, ya que no es coreográfico y se caracteriza por la transmisión de sentimientos, emociones o sensaciones subjetivas a través de sus letras.

Se ha desarrollado en diferentes países de hispanoamérica como Argentina, Chile, Perú, Bolivia y Venezuela. Dentro de Argentina, la tonada es una expresión musical característica de la región de Cuyo, que abarca formalmente a las provincias de San juan, Mendoza y San Luis pero que también incluye, culturalmente, partes de las provincias de La Rioja y La Pampa.

En su interpretación, el canto es realizado comúnmente a dos voces y en ocasiones a solo y es acompañado únicamente por instrumentos de cuerda como guitarra, guitarrón y requinto. La modalidad más tradicional es la ejecución de guitarras punteras en dúo de terceras paralelas, que pueden ser acompañadas por otra guitarra, guitarrón o requinto.

Actualmente son comunes los conjuntos integrados por varias guitarras, siendo una de ellas afinada más grave de manera que cumpla el rol del guitarrón.

Te puede interesar