Valle Fértil: Aprueban $7 millones para mejorar al acceso al agua de la población de Baldes del Rosario

Presentaron un proyecto ante el Ministerio de Agricultura de la Nación para Inclusión Socio – Económica en las Áreas Rurales -PISEAR-. El objeto es aumentar la disponibilidad de agua en cantidad y calidad suficiente para el consumo humano y la prestación de servicios turísticos de la zona. Impulsó la iniciativa el INTA, Valle Fértil, apoyados por la Unión Vecinal de Baldes del Rosario y la Municipalidad.
multimedia.grande.928013ec22d706a6.4850494d343133375f6772616e64652e4a5047

Son aproximadamente 45 usuarios, de la localidad de Baldes del Rosario de Valle Fértil y poblados aledaños, que verán una mejora en el sistema de recepción del agua en sus domicilios. Es que se les aprobó un proyecto de Inclusión de la Áreas Rurales, por parte del Ministerio de Agricultura de la Nación para la mejora de la infraestructura para la captación, almacenamiento, potabilización y distribución del agua, que llega a los domicilios rurales.

Se trata de un monto cercano a 7 millones de pesos que son aportados por el Ministerio Nacional a través del programa PISEAR y la contraparte de la Unión Vecinal de Baldes del Rosario. En tanto que desde el Municipio de Valle Fértil aportará mano de obra para las reparaciones que se hagan en la red de agua, que nace en la vertiente El Pantanito y termina en los domicilios de Baldes del Rosario. También provee agua esta red a San Antonio, Los Rincones y La Buena Esperanza, que son pequeños caseríos que albergan a muy pocos puesteros

El ingeniero, Pablo Vitale, jefe de la Agencia de Extensión Rural del INTA, en Valle Fértil contó que “nosotros desde la institución tenemos detectadas las problemáticas del departamento y vamos viendo la posibilidad de que se abran proyectos para aportar con lo económico”.

Lo cierto es que “teníamos detectado el problema del agua potable en Baldes del Rosario. Este es un problema histórico, pues el agua subterránea no hay en cantidad, ni calidad suficiente”.

En tanto que con los pozos balde que tienen los vecinos, resuelven el consumo de agua para los animales. Esta es de muy mala calidad y entre otros elementos contiene boro y arsénico, “elementos que son tóxicos que se acumulan en el cuerpo de la persona que la bebe”. Vale marcar que esta agua de mala calidad era la única con la que contaban muchos años atrás.

Vitale explicó que con el tiempo “la población buscó algunas alternativas para no tomar esa agua y construyeron piletas para su contención”, en cada casa hay una. “Con esto, iba un camión y desde algún pozo cercano, les llevaban agua de más calidad”.

Con el tiempo, comenzaron a bajar el agua desde una vertiente del cerro- Vertiente el Pantanito-, que se encuentra a unos 10 kilómetros de la ruta. Para traer el agua pusieron una cañería- precaria- e hicieron unas piletas para contener el agua.

“También hicieron una red de distribución del agua, todo con los pocos fondos que conseguían”, dijo el ingeniero Vitale. Llegar a la actual infraestructura, les llevó años de trabajo. Pero había muchos problemas en el tema del agua potable de la zona.

“Cuando se abrieron los programas PISEAR hace dos años, con proyectos que eran específicamente para el agua, presenté uno”, dijo el ingeniero Vitale.

El planteo era “mejorar esa red de distribución de agua, yo había puesto que había un subdimencionamiento de la misma, de captación, traslado, almacenamiento y distribución”. Agregó que “hoy el pueblo ha crecido y el agua no les alcanza a todos. La red no tiene cálculos técnicos, la fueron haciendo como han podido y no funciona como se debe”.

Por esto, el proyecto que se presentó “propone que sobre lo que hay, se tiene que hacer una mejora”.

La aprobación
Lo cierto es que el tiempo transcurrió y luego de dos años “de hacer gestiones se aprobó”. El proyecto se presentó en conjunto entre el INTA Valle Fértil y la Unión Vecinal de Baldes del Rosario.
En el tiempo que pasó entre la presentación del proyecto y la aprobación, “hubo muchos problemas, incluso estuvimos a punto de perderlo, pero lo logramos rescatar”, dijo el jefe del INTA.

Lo cierto es que el proyecto, de casi $7 millones avanza. De hecho la pasada semana se firmó un convenio entre la Unión Vecinal de Baldes del Rosario y el Municipio, donde este último se compromete a aportar la mano de obra para las mejoras que hayan que hacerle a la red. “Ya tenemos habilitado para comenzar a ejecutar la plata que recibimos”, dijo el profesional.

También “la municipalidad aportará dos ingenieros, que serán los encargados de hacer los cálculos hidráulicos del proyecto”. Estos profesionales tendrán que analizar cuestiones como pendientes en la red, perdidas de carga, por ejemplo. “De hecho ya están desarrollando algunas actividades en el lugar. Ellos harán el diseño hidráulico”.

Vitale contó que “con esto lo que se quiere es aportar a la red de agua potable que es manejada por la por la Unión Vecinal de Baldes del Rosario.

“A esta red la van a manejar desde la captación a la distribución de la red completa”, detalló el ingeniero Vitale.

Fuente: Zonda

Te puede interesar