Salió a pasear a su perro y un hombre la mató, la descuartizó e intentó quemarla en la parrilla

El crimen horroriza a Campana. María Alejandra Abbondanza estaba desaparecida desde ayer. Los padres del presunto femicida también están detenidos.
PTAELALVONGINNEKR4UCHS4HCY

María Alejandra Abbondanza, la mujer que estaba desaparecida desde ayer, fue asesinada en la localidad bonaerense de Campana. Por el hecho están detenidos el presunto asesino y sus padres, quienes lo habrían ayudado a intentar esconder el femicidio.

El sospechoso, identificado como Agustín Leonel C. de 24 años, tendría un vínculo sentimental con la docente. Las primeras pericias indican que la habría asesinado con una mancuerna y luego, con la ayuda de sus padres, la habría descuartizado e intentó quemar sus restos en la parrilla de su casa ubicada en Moreno y Alberdi.

Abbondanza había salido a pasear su perro pug de color marrón ayer por la tarde, aproximadamente a las 17.30, desde su domicilio en Alberdi al 700. Su familia reaccionó rápido y se puso a buscar a la joven, luego de que su hija detectara su desaparición durante la noche del viernes.

El presunto femicida vive en el mismo terreno que sus padres, Liliana Esther S. (64) y Carlos Rúben C. (69), en la esquina de la casa de Abbondanza. Junto a ellos intentó desprenderse de las evidencias tirando las prendas de la joven y el collar del perro en un descampado a 300 metros del lugar.

“El 90% del cuerpo estaba quemado, todavía no sabemos si lo descuartizó o si se desarmó producto del fuego”, explicaron fuentes judiciales. Uno de los elementos que se secuestró fue una mancuerna con mucha sangre y se cree que fue al menos uno de los objetos con el que golpearon a la víctima. El perro de Alejandra también tenía manchas de sangre que intentaron sacárselas, pero no pudieron quitarlas del todo.

Fuentes policiales aseguran que el hombre ya tendría una perimetral sobre la víctima fatal, a raíz de una supuesta denuncia de abuso.

Tanto Agustín Leonel como Liliana Esther y Carlos Rubén están detenidos. Ambos padres están jubilados, aunque la mujer trabaja en una farmacia, a 14 cuadras de su casa. Mientras que su marido fue empleado durante toda su vida de la empresa Siderca S.A.I.C., productor argentino de tubos de acero.

Los detenidos fueron trasladados de la comisaría de Campana a otra dependencia policial de la zona por temor a que ocurrieran incidentes en la puerta de la comisaría.

La fiscal Ana Laura Brizuela de la UFI N° 2 del Departamento Judicial Zárate Campana ya incautó los celulares de la víctima, del principal acusado y de su madre. El padre del joven no tenía móvil. En unos días estarán los resultados del peritaje que busca determinar el vínculo de la víctima y del femicida.

Marcha hacia la fiscalía de Campana
Decenas de vecinos se movilizaron durante la tarde hacia la fiscalía de Campana y argumentaron que existía la posibilidad de que liberen a los padres del presunto asesino.

En la puerta de la comisaría marcharon docentes, amigos y familiares de María Alejandra Abbondanza. “Fui compañera de trabajo. Nunca se vio algo así en Campana, estamos todos shockeados”, expresó una de las mujeres.

Otra de las docentes, excompañera de la víctima fatal, exclamó: “Estamos pidiendo justicia por los femicidios que hubo en Campana”.

“Alejandra era una vecina nuestra, re querida, re joven. Ayer la estábamos buscando y hoy apareció descuartizada. Todo el mundo la conoce a ella. Queremos justicia, que no nos maten más”, agregó otra vecina.

Femicidio en Campana: cómo habría sido el crimen
Los investigadores creen que los tres detenidos armaron un plan criminal para seguir a María Alejandra Abbondanza cuando ella paseaba a su perro por las calles de Campana el viernes por la tarde. Afirman que le pegaron con una mancuerna y luego la asesinaron.

Ya en la casa de uno de los asesinos, que habría tenido un vínculo sentimental con la víctima, la descuartizaron e intentaron quemar sus restos en una parrilla. Finalmente se desprendieron de las prendas de la joven y del collar de un perro.

Al momento de su desaparición, la mujer vestía un short deportivo color negro y musculosa deportiva color fucsia.

Te puede interesar