La mujer que fue asesinada recibió un disparo y descartan el uso de arma blanca

Susana María Pérez recibió un disparo en la cabeza y hasta el momento hay un solo detenido, su pareja de hace 10 años.
f800x450-286954_338400_4127

A última hora del sábado, se conoció que una mujer habría sido atacada por su pareja con un arma blanca y producto de las heridas, murió. Pero, durante la mañana de este domingo fue la familia de Susana María Pérez informó a sanjuan8.com que la autopsia reveló que la mujer recibió un disparo en la cabeza y no un golpe con un hacha.

Francisco Micheltorena, fiscal de turno de la UFI de Delitos Especiales, confirmó la versión de la familia de la víctima. “En un primer momento, se creyó que era un arma blanca por la forma de la herida la que habría causado la muerte de la mujer, pero con los informes de la morgue se determinó que se usó un arma de fuego”, explicó en relación a la primera versión que dieron fuentes policiales y judiciales a los medios de comunicación.

  De acuerdo a la versión oficial, algunos vecinos afirmaron que el detenido, Antonio Pelaitay (47) era un hombre violento. Se cree que María Graciela era golpeada por él y en base a esa versión es que se investigará, si el presunto femicida tenía antecedentes por violencia de género.

   Aparentemente, Pelaytay maltrataba a su pareja, no solo física sino también psicológicamente ya que no la dejaba mantener contacto con sus hijas y sus hermanos.

   Se cree que, durante la jornada del sábado, después del partido de Argentina-Australia, Pelaytay discutió con Susana María por razones que se tratan de establecer y tomó un arma tumbera y le disparó en la cabeza.

   Luego del ataque, salió de su casa ubicada sobre avenida Joaquín Uñac y calle 10, en Pocito y fue a pedir ayuda a los profesionales del hospital Dr. Federico Cantoni. El hombre aparentemente quiso instalar la versión de que su pareja se habría querido quitar la vida, pero se contradijo y los médicos rápidamente alertaron sobre el caso.

   Cuando personal de la UFI de Delitos Especiales llegó al lugar de la escena encontró un casquillo y un arma tumbera y por eso Pelaytay fue detenido.

   Susana María tenía 53 años y dos hijas mayores de edad que vivían con sus parejas y que según detallaron desde el entorno familiar, no tendría un vínculo fluido con ellas por los celos de presunto femicida.

 

Te puede interesar