Una discusión por una deuda de dinero, el origen del crimen del joven de 22 años

De acuerdo a la información policial, el agresor efectuó un primer disparo que no salió.
f800x450-327976_379422_5050

El crimen de un joven de 22 años causó conmoción entre los familiares de la víctima y los vecinos del barrio Teresa de Calcuta, en Pocito.

413194w480h284c.jpgAsesinaron a un joven de 22 años

La Policía y la Justicia trabajaron rápidamente en la investigación para aprehender al presunto homicida.

Con el correr de las horas, los investigadores establecieron que el motivo que llevó al autor del disparo habría sido una deuda en dinero que mantenía con el joven fallecido.

Todo sucedió, a eso de las 22:00 de este último jueves 29 de diciembre de 2022.

 Los efectivos de la Unidad Operativa Teresa de Calcuta fueron alertados a través del 911 sobre el asesinato.

La víctima fue identificada como Braian Ariel Videla, un joven de 22 años de edad.

De acuerdo a las averiguaciones que se llevaron a cabo, Videla, estaba en el interior del Barrio Teresa de Calcuta. en Pocito con dos amigos menores de edad, en la puerta de la vivienda de uno de ellos.

De un momento a otro, apareció otro joven, también menor de edad (17), quien habría increpado a Videla reclamándole una deuda.

Enseguida la discusión subió de tono hasta que el agresor extrajo un  revolver. Habría gatillado una vez sin que saliera el proyectil hasta que efectuó otro disparo y su bala impactó en el cuerpo de Videla, según indicaron fuentes judiciales. 

El presunto autor de aquel disparo mortal escapó mientras que  Videla quedó muy herido. Mientras los vecinos avisaban a la Policía, la víctima era cargada en un auto particular para llevarlo a un centro de salud.

En las inmediaciones de calles Frías y 5, el personal de una ambulancia pudo revisar al herido pero solo constató su deceso, según afirmaron las fuentes.

Los funcionarios de la Unidad Fiscal Delitos Especiales se acercaron al lugar para iniciar la investigación y tras realizar numerosas medida, se logró la aprehensión del agresor, aunque no se encontró el arma utilizaada.

Luego de constatar la minoridad del aprehendido, se le dio intervención a la Jueza Penal de la Niñez y Adolescencia N° 2.

Te puede interesar