Desbarataron una fiesta clandestina: había un centenar de personas y muchísimo alcohol

El evento se estaba desarrollando en una finca ubicada a la vera de la Ruta 60 y cuando los efectivos arribaron vieron al organizador cobrando entradas. No tenía ninguna habilitación y el festejo fue clausurado.
fiesta-clandestina-foto-696x522

Una fiesta clandestina fue desbaratada en la madrugada de este sábado por la Policía en una finca de Ullum. En el lugar había cerca de un centenar de personas y los efectivos descubrieron que además de no estar habilitada para tal fin, los organizadores cobraban entrada.

En la Policía explicaron que este operativo se dio a las 2.04 en una finca situada a un costado de la Ruta Provincial 60, pasando el cementerio municipal.

Allí, los policías de la Comisaría 15ta hablaron con el encargado de la finca, quien de inmediato los derivó con el organizador del evento, un tal Mauricio Bravo (42), informó la Policía.

Cuando se acercaron los uniformados, Bravo estaba en plena tarea de cobrar las entradas y al pedirle las habilitaciones correspondientes para tal movida, no tenía ninguna, agregaron en la fuerza.

Fue por eso que clausuraron el evento e incautaron una "gran variedad de bebidas alcohólicas" y equipos de sonido. Esa intervención acabó con la celebración que llevaban adelante unas 100 personas, indicaron fuentes policiales.

Fuente: TELESOL

Te puede interesar