Abusaba de su propia hija de 4 años: fue condenado a 5 años

Este viernes por la mañana el hombre fue condenado a 5 años de prisión efectiva por abuso sexual simple, agravado por el vínculo. Tras finalizar el juicio, la mujer estalló en llanto y dijo que se hizo justicia. “Mi hija va a estar tranquila, yo me voy a encargar que vuelva a ser feliz”, agregó.
ddd_1551397718

“Gracias a Dios se hizo justicia, esto fue un infierno, algo que nunca imaginé que iba a vivir, como una película de terror”, dijo la madre de una niña abusada por su padre. 

Este viernes finalizó el juicio en el que estaba acusado el padre de una criatura de apenas 5 años. El hombre fue condenado a 5 años de prisión de cumplimiento efectivo. 

Al escuchar la sentencia del Tribunal, la mujer estalló en llanto y luego expresó su satisfacción por la pena que recibió el padre abusador. “Mi hija va a estar tranquila, yo me voy a encargar que vuelva a ser feliz”, agregó con lágrimas al finalizar el juicio. 

“Ella empezó a manifestar que no quería ir con el padre. Cada vez que la venía a buscar se tiraba al piso, gritaba que no quería ir, le pegaba. Hablé con él, porque tenía buena relación; pensé que era un tema de límites”, contó la mamá. 

Pero el comportamiento de la nena no era un simple capricho. La mujer descubrió la verdadera y espantosa razón por la que su hija no quería irse con el hombre. “Pasó el tiempo y la encontré haciendo cosas que a su edad no son lógicas, hablé con el colegio y la psicóloga, y luego a las dos semanas ella me contó que se daba besos con el padre en la boca y otras cosas que no quiero contar”, señaló. 

La madre comentó que desde octubre sufre por esta situación que jamás pensó le tocaría atravesar. “Mi hija está con tratamiento psicológico. El infierno que se vive, es como una película de terror viviéndola en la vida real. Pero gracias a Dios se hizo justicia y puedo estar tranquila, sabiendo que podré caminar en la calle con ella, que no se encontrará con él y que nunca más pasará por esto”, aseguró. 

El caso

Durante el 2021 la mujer denunció a su expareja ya que la niña, que en ese entonces tenía 4 años, le dijo que su papá la tocaba en sus partes íntimas. 

Tras la investigación, la fiscalía recolectó elementos que probaron la responsabilidad penal del sujeto. Se llegó al juicio y de esta manera resultó una condena de 5 años de cumplimiento efectivo por abuso sexual simple reiterado, agravado por el vínculo. 

En el acto de la acusación, en principio se trataba de un delito más elevado cuya pena tenía un mínimo de 8 años y podría haber llegado a los 22 años de prisión. Pero a raíz de los elementos probatorios los jueces resolvieron que era abuso sexual simple, con el agravante por ser el padre. 

Fuente: TELESOL

Te puede interesar