Le robaron una costosa herramienta y le tendió una emboscada digital al ladrón

El damnificado estaba trabajando cuando sufrió la sustracción de un aparato. Hubo denuncia, pero aún así investigó el robo por sus propios medios.
IMG-20220906-WA0000

Un electricista que había sido víctima de un ataque delictivo cuando se encontraba trabajando en un comercio de Rivadavia, fue el responsable de orquestar un operativo policial gracias a que él mismo se puso a investigar quién podía haberse quedado con lo que le robaron.

Y ese objetivo personal dio sus frutos, porque el damnificado localizó a un sujeto que tenía lo que le habían robado y lo emboscó a través de las redes sociales. Finalmente, ese sujeto terminó detenido y la víctima recuperando lo que le pertenecía, precisaron fuentes policiales.

IMG-20220906-WA0001

La emboscada
Esta emboscada se concretó a las 21 de ayer y fue orquestada por un electricista de 34 años que el pasado 31 de agosto fue víctima de un hecho de inseguridad mientras se encontraba trabajando en una casa de comidas de Rivadavia.

El damnificado estaba trabajando esa tarde en la esquina de avenida Libertador y Rastreador Calívar, a escasos metros de la sede de la Comisaría 13ra. Eran las 17.30 cuando el hombre se dio cuenta que alguien le había robado en un descuido una bomba de vacío Cooltech.

El electricista hizo la denuncia y la Policía prometió investigar el caso. Lejos de quedarse de brazos cruzados, el damnificado se puso a revisar las redes sociales y encontró la bomba de vacío que le robaron, expresaron desde la Policía.

Fue a través de Facebook. Allí vio que alguien estaba ofreciendo una bomba que era muy parecida a la que le habían robado hace unos días.

Fue así que se hizo el interesado en ese aparato y pactó para ayer en la noche un encuentro para ver el artefacto. Logrando la confianza del "vendedor", el electricista logró que le mandaran la ubicación.

Esa ubicación era en el barrio Conjunto 10, en Chimbas, según la Policía. El damnificado no fue solo: decidió avisarle a los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Departamental Nº7 de lo que había logrado y así se montó un operativo policial para acompañarlo.

El damnificado y los efectivos llegaron hasta ese barrio y apresaron al "vendedor", quien fue identificado por fuentes policiales como Pablo Luna (35). En su poder tenía la bomba robada y ahora será el Segundo Juzgado Correccional quien decida su futuro.

Te puede interesar