Ocho provincias continúan con incendios activos

El Servicio Nacional de Manejo del Fuego comunicó que las provincias afectadas son Córdoba, Salta, Tucumán, Jujuy, Catamarca, La Rioja, San Luis, Mendoza, Neuquén, Santa Fe y Entre Ríos.
fuego-696x390

Ocho provincias continúan este domingo con focos de incendios activos, mientras que otras tres lograron extinguir las llamas en los últimos días, informó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

En su reporte de esta jornada, el SNMF informó que las provincias de Córdoba, Salta, Tucumán, Jujuy, Catamarca, La Rioja, San Luis, Mendoza, Neuquén, Santa Fe y Entre Ríos tenían problemas con los incendios forestales, aunque ocho de ellas continúan con focos activos.

En Córdoba, Capilla del Monte mantiene un foco activo mientras que los de Villa de las Rosas, Alpa Corral y Villa de Soto se encuentran extinguidos.

En Salta hay incendios activos en las localidades de Santa Rosa, Aguaray, General Mosconi, Capital (San Lorenzo), La Viña, La Pedrera y Tartagal.

En Tucumán, Cumbres de Santa Ana y Burruyacú mantienen focos activos, mientras que en Yánima (Pedemonte) y Finca la Calera se encuentran controlados, y en Cerro Kiko se encuentra extinguido.

En Jujuy hay incendios activos en La Unión Seca (junto al Parque Nacional Calilegua), Ledesma, Santa Bárbara y Fraile Pintado, en tanto que las llamas en San Salvador se encuentran extinguidas.

En Catamarca las localidades de Mateo y Arkangel tienen focos activos mientras que el de Ambato (lengua de fuego) se encuentra extinguido.

En La Rioja el incendio en Tama se encuentra extinguido y en San Luis el fuego en Villa de la Quebrada se encuentra activo.

En la ciudad de Mendoza el fuego se encuentra extinguido y en Neuquén el fuego se encuentra controlado en la localidad de Aucapán.

Por último, en Santa Fe, en el Parque Nacional de las Islas, y en Entre Ríos, en Boca de la Milonga, se encuentran activos sendos focos.

En el Informe nacional de peligro de incendios de vegetación, que ya está disponible en su modo trimestral, se indicó que para los próximos meses se deberá monitorear la evolución de las condiciones de peligro sobre el centro y norte del país.

“Se debe a que los indicadores de disponibilidad de combustible se mantienen en niveles por encima de los máximos históricos en gran parte de la región y los escenarios previstos muestran temperaturas superiores a la media y precipitaciones deficitarias para el trimestre en curso”, alertaron.

Sin embargo, debido a que en este período comienza la estación húmeda, no se descarta que eventos aislados de lluvias y tormentas puedan provocar disminuciones del peligro en la región.

Sobre el centro del país y norte patagónico, el peligro se incrementará en los próximos meses.

En el noroeste patagónico se registraron incendios que dan cuenta del déficit de precipitaciones registrado hasta el momento, precisaron.

“El escenario en esta zona muestra temperaturas por encima de lo normal y precipitaciones deficitarias, por lo que la disponibilidad de combustible se incrementaría rápidamente”, aclararon.

Por su parte, en la zona del delta del Paraná se registraron precipitaciones que provocaron una disminución temporal de las condiciones de peligro en algunos sectores.

No obstante, se espera un incremento en este trimestre asociado a un escenario proyectado similar al del centro y norte del país y a caudales que se mantienen por debajo de lo normal.

Fuente: Crónica

Te puede interesar