Seguidilla de vuelcos en 49 m.: un auto acabó en un canal, otro volcó en un conocido paraje y el tercero, frente a un club

El primero de los siniestro que trascendieron ocurrió en Caucete y lo protagonizó un hombre alcoholizado que acabó en un cauce. El segundo sucedió en Rivadavia y dejó a 3 jóvenes lesionados. El último, en 9 de Julio.
WhatsApp-Image-2021-10-30-at-11.01.22-AM-696x522

Un auto en un canal, otro rodado dañado por los tumbos frente a un conocido paraje y una camioneta tumbada frente a un club.

Ese fue el saldo que dejaron 3 vuelcos distintos ocurridos en distintas zonas de la provincia y con una diferencia de apenas 49 minutos.

El primero y más impresionante de los siniestros ocurrió a las 4.08 en calle Enfermera Medina y Ruta Nacional 20, Caucete.

Por allí patrullaban efectivos de la Seccional 9na cuando se toparon con un Peugeot 207 metido dentro de un canal. A un lado estaba su conductor, un hombre llamado José Ángel Caña (32), informaron fuentes policiales.

El propio Caña reconoció ante los efectivos que perdió el control cuando circulaba al Este por Ruta 20 y al girar al Norte por la calle se fue contra el cauce.

Más allá de esa confesión, su comportamiento hizo sospechar a los policías de que estaba alcoholizado y luego confirmaron ese dato con un dosaje: tenía 1,47 gramos alcohol por litro de sangre, es decir, casi 3 veces más de lo que permite la ley de Tránsito, precisaron en la fuerza.

El alcoholizado chofer fue revisado por personal médico en el lugar del vuelco y como no tenía lesiones de gravedad, lo dejaron demorado en la comisaría.

El segundo vuelco ocurrió a las 4.57 y tuvo como escenario un lugar común para este tipo de accidentes: el Jardín de los Poetas, en Rivadavia.

Fuentes policiales precisaron que sobre la Ruta 12 volcó un Peugeot 405 que era conducido por Gonzalo Cabrera (18). Con este joven viajaban Gimena Salinas (19) y Gastón Yacante (20).

A raíz del accidente, todos los ocupantes terminaron muy golpeados y por eso fue necesario su traslado al Hospital Rawson. Por el momento no trascendió qué tipo ni la gravedad de las heridas, explicaron en la Policía.

El tercero de esos impresionantes accidentes se dio a la misma hora, pero en otro departamento. Según la Policía, sobre calle 8, a la altura del Club 9 de Julio, Miguel Dávila (36) terminó a los tumbos a bordo de una camioneta Ford F100.

Por estas horas, en la fuerza están tratando de establecer qué le pasó al conductor para que se accidente de esa manera. Lo cierto es que tras el vuelco, Dávila fue asistido en la escena por personal médico de la ambulancia departamental.

Allí establecieron que las heridas que había sufrido el chofer no eran de gravedad y por ello no fue necesaria una atención en un centro de salud, detallaron desde la fuerza.

Fuente: Relaciones policiales - Telesol

Te puede interesar