Tenía una perimetral, hostigó a su ex delante de la Policía y ahora deberá pasar 1 año preso

El violento tenía una pena anterior condicional del año pasado contra la misma víctima. No podía acercarse ni contactarla, pero igual lo hizo para agredirla verbalmente.
Patrullero-696x470

Un violento fue condenado en las últimas horas a pasar 1 año preso luego de protagonizar un agresión contra su ex pareja, quien había ido a un barrio de Chimbas a visitar un pariente.

El ahora condenado ya tenía una condena condicional ligada a esas conductas machistas y además, le habían impuesto una perimetral para que no se acercara a la víctima. No le importó nada y la mujer llamó a la Policía.

Y cuando la víctima estaba charlando con los uniformados, el violento llegó y la agredió nuevamente delante de ellos, informaron fuentes de Flagrancia.

El condenado se llama Marcelo Walter Morales y había recibido el año pasado una condena condicional de 10 meses por protagonizar un hecho similar contra su ex pareja, dijeron fuentes del caso.

El pasado 16 de abril, la mujer había ido a visitar a un pariente que vive en el barrio Costanera. Eran las 16 cuando se produjo esa visita.

Aparentemente, Morales se enteró de eso y fue a hostigarla, a pesar de que tenía una perimetral vigente que le prohibía mantener cualquier contacto físico y verbal con la víctima (legajo MPF-SJ-02970-2021), agregaron en Flagrancia.

Al violento no le importó y siguió con su accionar. La mujer llamó a la Policía, mientras el sujeto seguía insultándola. Los uniformados llegaron a la escena y la víctima les explicó lo que pasaba.

A todo esto, Morales volvió a increparla y los policías lo esposaron por desobedecer de una orden judicial.

Fuentes de ese fuero indicaron que Morales fue condenado el jueves a la pena de 1 año de prisión, dado que tenía esa condena previa.

Es decir, había prometido el año pasado no volver a hostigar a su ex, pero no cumplió y, por ahora, deberá cumplir esa pena en su domicilio hasta tanto unos estudios médicos certifiquen que puede hacerlo en el Penal de Chimbas.

Fuente: TELESOL

Te puede interesar