Lanzaron un plan para aumentar la producción de carne en 600 mil toneladas para 2030

El Plan Gan.AR, destinado a productores de carne bovina y leche, consta de una línea de crédito de 100 mil millones de pesos a tasa subsidiada para aumentar la productividad.
2GT8J4F-1-1440x720

En diciembre del año pasado el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, había presentado los principales lineamiento del Plan Gan.Ar a la Mesa de Enlace. Ahora, con la publicación este martes de la Resolución 95/2022 en el Boletín Oficial, el gobierno de Alberto Fernández puso en marcha Gan.Ar con el objetivo de incrementar la oferta de carne para el consumo interno así como aumentar el nivel de exportaciones y captar más divisas para el país.

“La decisión del presidente Alberto Fernández es aumentar la producción de carne, tanto para facilitar el acceso a todos los argentinos como para generar previsibilidad y confianza a toda la cadena", había afirmado Domínguez en diciembre pasado a los representantes de las entidades que conforman la Mesa de Enlace.

La Resolución, que lleva la firma de Domínguez indica que el Plan Gan.AR "tiene por objeto contribuir al aumento de la producción y de la productividad de la ganadería bovina de carne y de leche, así como mejorar su sistema de industrialización".

Esta iniciativa "contemplará el financiamiento de acciones vinculadas a sanidad y biotecnologías reproductivas; instalaciones para el manejo de hacienda y bienestar animal; infraestructura predial; implantación de pasturas y verdeos, forrajes conservados y alimentación estratégica; incorporación de genética en pie con fines reproductivos; incorporación de tecnología ganadera y conectividad; y adecuación de frigoríficos para el fraccionamiento de medias reses, entre otras acciones".

El Plan Gan.AR "se implementará a través de la bonificación de tasas sobre líneas de crédito y/o Aportes Económicos a través de convenios específicos con Provincias y otras entidades públicas o privadas vinculadas al sector".

Así, se apunta a que para el año 2030 la producción de carne en la Argentina aumente en 600 mil toneladas, a un total de 3,6 millones de toneladas.

Este esquema de beneficios "directo para los productores”, consta de una línea de créditos por 100 mil millones de pesos a tasa subsidiada para aumentar la productividad; el sostenimiento de los cortes preferidos para el mercado interno a precios accesibles; la creación con rango institucional de un Consejo Consultivo con representantes de toda la cadena; y un nuevo esquema de exportaciones destinado a mercados emergentes.

Fuente: La Nación

Te puede interesar