Le dieron un balazo en una pierna, se acostó a dormir y después fue al hospital por atención

El joven dijo que dos personas desconocidos lo atacaron, pero no dio detalles.
Baleado-rodilla-696x522

Un joven fue baleado en un asentamiento de Capital y lo llamativo del hecho es que, tras ser agredido, no fue de inmediato a un centro de salud para que lo atendieran, sino que se fue a su domicilio a descansar.

Esa es la versión que dieron en la Policía sobre ese confuso episodio que ocurrió en el interior de un asentamiento de Capital.

Fuentes policiales expresaron a este diario que el herido es de apellido Flores, que tiene 29 años y antecedentes penales. Trascendió que el herido estaba en el asentamiento Santa Bárbara, sitio ubicado en calle Mendoza, a un par de cuadras de avenida Benavidez.

En teoría, este hecho ocurrió a la 1 y fue cuando, supuestamente, dos desconocidos lo interceptaron. Uno de esos sujetos estaba armado y le disparó a quemarropa a Flores.

Según la Policía, el plomo le atravesó el muslo izquierdo al joven y tras ser agredido, los agresores escaparon sin robarle nada.

En ese momento, Flores se fue a su casa, se acostó a dormir y cuando se levantó fue a hacerse atender en el centro de salud Báez Laspiur, en Chimbas. Allí fue cuando la Policía se enteró del hecho.

En la fuerza sospechan que este ataque sería un ajuste de cuentas, sobre todo, por la actitud que tomó Flores a la hora de recibir el balazo. Más allá de esa hipótesis, los pesquisas de la Seccional 2da no dejaban de lado otras teorías.

Te puede interesar