Un camión de residuos se incrustó contra una vivienda: el conductor estaba borracho

El conductor estaba de franco y el test de alcoholemia le dio positivo: 2,26.
covelia.jpg_1685955962

El sábado a la noche un camión de residuos domiciliarios se incrustó contra una vivienda en Escobar. La violencia del impacto fue tal que la casa se desmoronó, aunque ninguna de las personas que se encontraban dentro sufrió heridas.

El increíble suceso, que pudo ser una tragedia, ocurrió alrededor de las 20 en la calle Peirano al 400, entre Hipólito Yrigoyen y Belgrano, cuando un camión de la empresa Covelia que circulaba a altas velocidades perdió el control e impactó violentamente contra el frente de una vivienda.

La imagen resultaba incomprensible hasta que se conoció que el conductor del vehículo se encontraba bajo los efectos del alcohol. El test de alcoholemia que le realizaron los inspectores de tránsito le dio 2.26.

Trascendió que el trabajador no estaba de servicio. A partir de este episodio se conoció también que, al parecer, la empresa le permite a algunos conductores que se lleven los camiones a sus domicilios. En las redes sociales circuló la versión de que el mismo camión fue visto circulando de manera temeraria por otras calles de la ciudad poco antes del accidente.

“Se pasearon por todo Escobar en ese estado, haciendo escándalo. Los crucé unas horas antes del incidente”, comentó una vecina en la publicación de Instagram de El Día de Escobar.

El impacto del camión contra el inmueble fue tan potente que la vivienda literalmente se desmoronó. La parte delantera quedó reducida a escombros. Por fortuna, las dos mujeres que se encontraban dentro resultaron ilesas, según indicaron las fuentes, aunque debieron abandonar la propiedad, que quedó expuesta a la calle, sin puerta.

El camión también golpeó y destruyó la casilla de gas del domicilio, lo que provocó una impresionante fuga. La rápida intervención de los bomberos voluntarios y de Defensa Civil evitó que el incidente pasara a mayores, en medio del temor que se generó en el vecindario. “Se veía una nube de gas salir con fuerza hacia arriba, nos asustamos mucho”, le contó a este medio un vecino que no daba crédito a lo que veía.

El conductor del camión fue identificado como Marcos Daniel Blanco, de 28 años, quien fue demorado por el personal policial de la comisaría Escobar 1ra y fue imputado en una causa penal.

El rodado quedó en el lugar, con fajas de secuestro colocadas por inspectores municipales.

Fuente: El Día de Escobar

Te puede interesar