Horror en Chaco: una joven terminó presa por arrojar a su bebé recién nacido a un pozo negro

Una mujer de 28 años fue detenida por intento de homicidio luego que se hallara su pequeño dentro de ese hueco.
Chaco-696x392

Una joven terminó detenida por intentar asesinar a su bebé recién nacido: lo arrojó a un pozo negro y lo tapó con chapas, ladrillos y botellas. Eso pasó en la localidad de Villa Ángela, Chaco.

La mujer tiene 28 años y acabó presa por intento de homicidio. Fuentes policiales informaron a los medios chaqueños que el episodio ocurrió pasadas las 11 del sábado cuando una vecina de la casa lindera, ubicada en la calle Las Tres Carabelas del barrio Escalada, escuchó llorar al pequeño.

Esa mujer llamó al 911, ya que no pudo acceder hasta donde estaba el pequeño. De inmediato, personal policial fue al lugar y, según indicó Diario Chaco, los efectivos de la Comisaría 1ra, ayudados por los vecinos, lograron "romper la pared y retirar con vida al niño", tras lo cual el pequeño fue trasladado en ambulancia al hospital Salvador Mazza donde recibió las primeras curaciones y le hicieron estudios de mayor complejidad.

Personal del área de Pediatría informó que el bebé aún tenía el cordón umbilical y que está fuera de peligro, pero quedará en observación y con oxígeno, mientras que momentos después los uniformados se dirigieron al domicilio donde estaría su madre, pero al percibir un fuerte olor a gas los efectivos llamaron primero a los bomberos.

Momentos después, peritos judiciales y un médico forense entraron a la vivienda y encontraron acostada en una pieza a la joven, tras lo cual personal de la División Violencia de Género, la trasladó al centro de salud local.

Luego de realizar pericias en el inmueble y en el sector donde se halló al recién nacido, la Fiscalía N°1 dispuso que notifiquen a la mujer de su aprehensión en la causa por "homicidio en grado de tentativa calificado".

Te puede interesar