Gabinetistas, directivos y docentes se capacitaron sobre “Tartamudez, una mirada actual”

El propósito es incentivar la comprensión y la empatía hacia los alumnos con problemas en la fluidez del habla.

San Juan 01/08/2023 INFOVALLEFERTIL INNOVA CJR INFOVALLEFERTIL INNOVA CJR
53085672868_2a4c5fae96_b

La Dirección de Área de Gabinetes Técnicos Interdisciplinarios de Educación realizó la jornada de capacitación sobre “Tartamudez, una mirada actual”, en la que participaron profesionales de Gabinetes, directores de Educación Especial y Primaria. La directora de Gabinetes, Marcela Platero, puso en valor el compromiso y la participación para mejorar la práctica docente y las condiciones en el aula para los alumnos con tartamudez.

La jornada estuvo a cargo de la fonoaudióloga María Carolina Salguero, que recalcó: “Sepan escuchar, tomarse el tiempo, entender que la tartamudez tiene una base neurobiológica, que no es de origen emocional y que el profesional que lo trata es el fonoaudiólogo especializado en la tartamudez. Hay características visibles y audibles cuando el niño empieza a hablar, no siempre es necesario la intervención ya que se puede trabajar con la familia con el entorno y el problema se puede superar. La disfluencia tiene base genética, el 5% de la población padece esta dificultad que no es una enfermedad, más allá que sea una dificultad neurobiológica. Si bien tiene una base genética, hay cosas del ambiente que favorecen que esto se instale, el estilo de vida acelerado que vivimos es un factor desencadenante”.

53084614252_c1cf97f7fe_b

Por otra parte, Salguero recomendó: ”Un consejo para la gente que está frente a una persona que tartamudea, que la miren a los ojos, la escuchen y la esperen; que no hayan burlas, la persona que tartamudea tiene derecho a hablar, a ser esperada y a ser respetada. La tartamudez está definida como un comportamiento del habla y trastorno de la comunicación, de etiología multifactorial; tiene una incidencia del 5% en la población infantil en edad escolar con una persistencia del 1% a lo largo de la vida”.

Entre los lineamientos que se abordaron fueron:

La tartamudez es un trastorno de la fluidez del habla que tiene un impacto significativo en la vida de quienes la experimentan.
La tartamudez en la escuela debe ser informada y comprendida, ya que el rol del docente y de la comunidad educativa es fundamental para que esta condición del habla del niño no llegue a convertirse en un trastorno, donde la comunicación sea la prioridad.

El objetivo de esta formación fue:

Fomentar la comprensión y la empatía hacia los niños que tartamudean
Generar conciencia del rol de los docentes y profesionales de gabinete en la detección y seguimiento del niño que tartamudea en la escuela garantizando la comunicación.
Integrar tips que permitan ayudar en la comunicación a niños con tartamudez.
Conocer los aspectos que no se ven a simple vista de la tartamudez para empatizar con el niño que la transita.
Cómo así también conocer las necesidades del niño, para generar un entorno epigenético saludable.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto