EN LA OTRA VEREDA

Opinión 23/10/2022 Por LAUTARO COSTA
En Argentina, “estar en la vereda de enfrente”, significa estar opuesto a algo o alguien, ser lo contrario de aquello de lo que se habla. Por ejemplo y respecto de un gobierno, la “oposición” está en la vereda de enfrente. Y esto vale, para cualquier ámbito.
Change-cartoons-1703_watermark

El oficialismo, en su modo de ver las cosas, se ha encaramado en una fricción sorda exponiendo candidatos, que competirían entre sí para “sumarse” o (¿están dividiéndose?) y solamente estarían trabajando colgados de la frase “para seguir”. 

La oposición, en cambio, se les paró en la otra vereda y para hablar claro, parece ser que enfrente, existiría una especie de inteligencia contraria, dicen algunos voceros que están trabajando arduamente para limar dificultades y diferencias, para encolumnarse en objetivos que sean una alternativa cierta, más allá de los nombres, que como a todos los pre candidatos del oficialismo, a los de la oposición también se les pueden contar las costillas, pero aparentemente tendrían una diferencia, por lo que dicen en off, querrían armar una propuesta política seria y luego pensar en quien podría ejecutar esos planes. 

Con el advenimiento del nuevo escenario planteado por el SIPAD, aún a esta altura, los bloquistas del oficialismo vallisto andan en el limbo y sin dirigentes en la conducción partidaria visibles y la notoria falla producida por Rueda que visitó Valle Fértil, solamente para vender humo y puso a Lara de Presidente del comité. 

Se dice por ahí, que la gran cantidad de partidarios que se han marchado desde aquella noche de avivadas de los mismos de siempre del bloquismo vallisto, conformaron una nueva agrupación política cuya personería ingresó al cajón de las tramitaciones demoradas y fue cuando justamente, el SIPAD nació para habilitarlos a competir abiertamente. También se cuenta, que lo bautizaron Renacer Democrático y que desde esa agrupación, se han entablado conversaciones y compromisos con otros partidos y agrupaciones políticas para conformar el Frente Vallistos Unidos, (FVU), Los radicales andaban medios sueltos y desparramados sin conducción, dicen que pronto habría nuevas autoridades partidarias, los de IDEAS no hacen grandes movimientos, como que se quedaron en el envión y después otros partidos, que tienen representantes varios ya andarían, desde hace un buen tiempo juntándose, pero no en sus espacios partidarios sino, en ese frente local que se conformó. Eso es bueno para la democracia. 

El FVU cuenta en sus filas a la UCR, IDEAS, Producción y Trabajo, Consenso Ischigualasto, Dignidad Ciudadana, Justicialistas disidentes, GEN, Cruzada Renovadora y otros grupos independientes, que trabajarían bajo las banderas de los lemas de JxC y que habrían firmado un documento clave, que sería ratificado prontamente por los mandamás de JxC.

Es primera vez, que con mucho tiempo de anticipación se forja una unión así en el Valle, puesto que siempre estuvimos acostumbrados a ver listas de candidatos de ultima hora en la oposición. Una palabra clave si la hay en política; oposición. Es decir las antípodas estructurales, ideológicas y pragmáticas albergadas en la vereda de enfrente.

Este frente local, cuenta con dos ediles que forman sus filas y que en distintos temas han sido medios flojitos y otros muy inteligentes. Lo flojito está en no utilizar sus herramientas para investigar y disipar dudas en distintos temas que son de interés publico y que los concejales oficialistas se escudan en una corporación cerrada y peligrosa hasta para ellos mismos. Por citar un ejemplo, hasta la fecha aún no se sabe que pasó con la supuesta "colgada" que públicamente se expuso, aparentemente, por bajar electricidad de una línea pública municipal. Aún no se sabe a ciencia cierta, por ejemplo, si han investigado a un proveedor de servicios, con presunto lazo familiar a un funcionario municipal. Me chusmearon, que en ese tema habrá un buen lío.

Lo inteligente, es que buscan con las pocas herramientas que tienen, consolidar en el tiempo, un cambio para poder participar y lograr algunos proyectos, útiles para la sociedad según ellos, que desde el oficialismo dicen, les rechazarían. Esos ejemplos, no se sabe a ciencia cierta si les sumarán a dichos ediles, en caso de que se plantearan la posibilidad de candidatearse, porque deberían llevar gente, como la población quiere, sin tanta mochila. O en su defecto, seguir a gente nueva y apoyarla.

Aunque por ahí, en algunos lugares del valle dicen que hay algunos nombres dando vueltas para postularse como opción para el 2023, en ese sentido nombran a Matías Luna, a Miguel Acosta, al ex Concejal Miguel Fernández, a Javier Ortiz, (hermano del actual intendente) y otros nombres interesantes que prefieren seguir el plan que tienen. Son todos rumores, pero a la fecha nada concreto. Dicen que habría algunas mujeres de renombre con las que estarían conversando y como se consideran pluralistas, no interesaría su ideología partidaria. Claro, hay dirigentes ansiosos también, que quieren ponerse a consideración al “qué dirán si yo me postulo”, pero parece ser que de esos en la oposición son los menos, muy por el contrario de la vereda oficial.

Cuentan algunas fuentes, que en el nombrado Frente Vallistos Unidos, (FVU), quieren esperar a ver que despliega el aglomerado opositor sanjuanino y con esas herramientas trabajar abiertamente. Un calco de lo que hace JxC en todo San Juan.

¡Es esa una posible señal de un cambio de dirección política en el Valle? A primera vista, parecería como que el andamiaje de las dadivas y el férreo modelo del oficialismo, no permitiría expresarse aún a la población en general, en concretar un anhelo de muchos, que es cambiar a la dirigencia y por ese camino, el FVU estaría logrando adhesiones silenciosas.

Esta semana pasada aparentemente, se puso a la vista de todos un flyer, (mensaje corto de publicidad), donde el actual diputado mostraba una fotografía con tres personas, aparentemente un lema oficialista, donde aparecían el actual intendente como candidato a diputado, el actual gobernador como candidato a gobernador otra vez y el actual diputado como candidato a intendente. Después apareció otro flyer con Ortiz, Uñac y Salinas. De la oposición, nadie aún, incluido el lema giojista.

Dos veredas distintas, aparentemente dos estrategias distintas, dos maneras de ver las cosas diferentes y lo raro es que hasta aquí, no existen lemas oficiales de ninguno de los frentes. Habrá que esperar y ver como sigue la cosa. 

En mi humilde opinión, habría que pensar bien primero que proponerle a la sociedad, antes de andar gastando a cuenta de una candidatura. Y va para todas las fuerzas políticas, porque dada las circunstancias, aparentemente desde el escenario nacional con la mala economía, desde el escenario provincial con la catástrofe de la Obra social y la pantomima de los diputados de querer “saber” porque se pagaron sobreprecios y no exigirle al ejecutivo que ponga orden y por lo que se ve, desde el escenario local, quieren seguir y no dicen con qué seguirían, no hay mucho horizonte para ellos. 

Desde la vereda opositora, aún no hay propuestas, solamente hay nombres supuestos dando vueltas, (quizás inventados por el mismo oficialismo para poder tener alguien con quien medir los suyos), nadie abre la boca y la única respuesta cierta, es que dicen estar trabajando para cuando llegue el momento. Parece que hay una ola de candidatos y entendería que las cuentas de esta ley matemática y tramposa no están siendo tenidas en cuenta por los políticos vallistos, aparentemente habría una necesidad imperiosa para armar las listas y figurar, aunque ni siquiera estarían preparados por si les toca. 

No vaya a ser que nos vuelva a pasar como hasta aquí, que nos han manejado nuestros destinos de sociedad, personas que jamás en sus más bellos y prometedores sueños, soñaron que serían concejales, intendentes o diputados. 

No sigamos la tendencia de “es que no hay más”, siempre hay alguien capaz, lo que pasa es que los capaces, evitan involucrarse para no tener que cargar con mochilas ajenas. Nos merecemos otro destino, los vallistos tenemos todo para hacerlo, podemos darle al departamento el perfil que se nos ocurra, pero para eso, se necesita un líder capacitado y serio. Alguien que de verdad quiera trabajar para y por los demás conciudadanos y no piense en su ego y su bolsillo particular.

¿Dónde se encuentra ese líder?  Habrá que buscarlo hasta encontrarlo. ¿Estará en la vereda oficialista o en la vereda de enfrente?      

Lautaro Costa

Te puede interesar