Gobierno pide a supermercados rechazar listas de precios con subas mayores a 4 por ciento

El Gobierno encara una serie de medidas para frenar el alza de los alimentos. Esta semana, el ministro de Economía Sergio Massa volvió a hablar de un plan de congelamiento por cuatro meses
R2F6YKAFNFBXBL2XI27FVMSUH4

El Gobierno parece dispuesto a encarar una nueva serie de medidas para aminorar la suba de los precios de los alimentos, que según estimaciones privadas también superó el 6% durante el mes pasado. El ministro de Economía Sergio Massa adelantó este lunes que estaban trabajando en un congelamiento de precios de 1.500 productos por cuatro meses a partir de diciembre. El anuncio sorprendió a las empresas de consumo masivo, que luego de una ronda de reuniones inicial hacía dos semanas no tenían noticias sobre un posible acuerdo.

En las últimas horas, también hubo un pedido desde la Secretaría de Comercio hacia las grandes cadenas de supermercados: que no acepten ni activen listas de precios que reciban y que tengan un aumento superior al 4% mensual, según trascendió, aunque no fue confirmado oficialmente. La medida abarca a todos los productos.

Las cadenas habrían llegado a una especie de “acuerdo de palabra” para avisar a la Secretaría cuando reciban listas con subas por encima de ese porcentaje. Si bien a través del sistema de monitoreo SIPA, los funcionarios de Comercio acceden a diario a todos los precios de los supermercados y pueden corroborar las subas, necesitan comprobar si fue un aumento del proveedor o de la propia cadena.

Este pedido no es del todo nuevo. Ya hubo controles similares en la gestión de Paula Español. Pero de todas formas generó algún malestar en el sector supermercadista que entienden que siempre son los que reciben los controles, las críticas y las sanciones frente a los aumentos, mientras consideran que las empresas fabricantes de productos de consumo masivo (alimentos, bebidas, productos de higiene personal y limpieza del hogar) no tienen las mismas consecuencias.

No “activar” en el lenguaje de los supermercados significa que una vez recibida la lista los aumentos no se trasladan a los precios o no se aplican. En el sector estiman que una medida de este tipo generará malestar en los consumidores ante los posibles faltantes de mercadería. Por eso, estiman que la Secretaría llegará a un acuerdo similar con las empresas proveedoras.

Desde la secretaría de Comercio no dieron detalles sobre el tema pero confirmaron la reunión con los representantes del sector supermercadista y anticiparon que durante esta semana habrá reuniones con los directivos de las empresas Cencosud, Carrefour y Coto. Y que uno de los pedidos que recibieron del sector fue poder garantizar volúmenes y que no haya desabastecimiento.

Luego de las declaraciones de Sergio Massa sobre la poca utilidad de los congelamientos de precios en un contexto de alta inflación, la estrategia del Gobierno parece haber dado una nueva vuelta. Hace apenas dos semanas, en su gira por Estados Unidos y ante consultas de funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), empresarios y representantes de organismos multilaterales, el ministro había dicho que congelar precios es como pisar una manguera. “Frenás por un rato pero el agua está”, dijo en esa oportunidad.

Mientras tanto, las consultoras económicas ya estiman que la inflación de octubre estará en el orden del 6,8%, superior al 6,2% de septiembre. Según datos de C&T Asociados, el rubro alimentos y bebidas creció 6,4%, con una leve moderación con respecto de septiembre en el caso de alimentos pero con un aumento en el ritmo de suba para las bebidas.

El relevamiento de LCG, por su parte, mostró que en la cuarta semana de octubre la suba de precios de los alimentos promedió 0,71%, una desaceleración de 1,18 puntos porcentuales respecto la semana anterior. De acuerdo a sus proyecciones, el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 7,9% promedio en las últimas cuatro semanas.

El porcentaje de productos con aumentos dentro de la canasta total fue del 18% en esta última semana de octubre. Sin embargo, el promedio de las últimas cuatros semanas se mantiene en un 23% del total. Esto significa que todos los productos de la canasta relevada por LCG estarían registrando por lo menos un aumento de precio por mes.

Fuente: Infobae

Te puede interesar