NO DAN LA CARA

Opinión 25/04/2022 Por Lautaro Costa
El no dar la cara es una forma de resolver el asunto ignorando al otro, retirándole una consideración que al menos merece. Dándole a entender que no hay ningún interés en reparar el daño o que existe un cierto menosprecio hacia quienes lo critican o reclaman.
images (1)

En una nota anterior, se supo desde la información precisa de ese momento, que un Concejal del Frente de Todos, fue denunciado por un ciudadano de estar colgado de una línea eléctrica de manera ilegal. Nada ha sucedido como medida de castigo, a la fecha, tampoco el hombre dijo nada, ni siquiera desde su sector político. El edil fue cuestionado por sus pares de la oposición y defendido a rajatabla, puertas adentro del Concejo Deliberantes, por el entonces Secretario Legislativo, quien ahora, por una nota publicada desde una queja de vecinos de una localidad norteña, se ve comprometido también. Queja que también tienen en su poder, autoridades del departamento.

Si bien la nota no identifica a la supuesta pareja de artesanos, parecería ser y por comentarios de vecinos de otra localidad cercana, que se trataría en realidad, de parientes del ex secretario legislativo del Concejo. ¿Será cierto que también usan los servicios de pozos ciegos y agua del mismo edificio desde la nueva construcción? o ¿Todo será un cuento?

¡Bomba! ¿O ya se hizo costumbre y se acepta la falta de ética de estos dos ediles? ¿Y el Intendente? ¿Y la Jefa del Hospital? ¿Y la o el Jefe de zona de salud? Nadie salió a preguntar o ¿simplemente se autorizó? ¿Por qué nadie los cuestiona?

De arranque, ya se estaría rayando con una representatividad cuestionada desde la ética, todos estos funcionarios públicos, al parecer, no habrían leído las normas legales que deben cumplir, porque usar un lugar que se inauguró con bombos y platillos por el mismísimo gobernador de San Juan, la habrían prestado o habrían cedido para vivienda de terceros, cuando en realidad es un edificio público que debería tener trabajando enfermeros y médicos toda la semana. Ese dinero, ahí invertido, es de los sanjuaninos y está siendo mal utilizado y, (supuestamente), beneficiando a parientes de los representantes del Frente de Todos. ¿Eso sería correcto?

Por si no lo leyeron o no se preocuparon por saber que les compete como funcionario público, humildemente les dejo algunas definiciones sobre el tema.

El funcionario público debe actuar con rectitud y honradez, procurando satisfacer el interés general y desechando todo provecho o ventaja personal o para sus familiares directos obtenidos por sí o por interpósita persona. También está obligado a exteriorizar una conducta honesta. La omisión de funciones de los servidores públicos puede dar lugar a responsabilidad disciplinaria que indican las leyes al respecto, en razón a que el cumplimiento de las funciones de un empleo deben estar encaminados al servicio del Estado y la comunidad, por ello, debe revisarse las actuaciones del servidor público en consonancia con las funciones.

Los servidores públicos no deben ni pueden, en ejercicio de sus funciones, nombrar, postular, ni contratar con personas con las cuales tengan parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad, primero civil, o con quien estén ligados por matrimonio o unión permanente. Tanto servidores como colaboradores deberán cumplir sus funciones con apego al principio de legalidad, en los términos consagrados en la Constitución y las leyes.

Deberían saber y si no lo saben a esta altura de su mandato, pues ya renuncien y vayan a sus antiguos trabajos y dejen de ser patéticos en sus funciones actuales. Ustedes, los “representantes” deben ser claros, transparentes, humildes y honorables.

Deberían saber que la oficina nacional de ética publica, en cumplimiento de su competencia y recogiendo la recomendación expresada en la Convención Interamericana contra la Corrupción, ha elaborado una propuesta de Código de Ética de la Función Pública, basado en la idea rectora de que el fin de la función pública es la realización del bien común y orientado principalmente a la educación ética y a la prevención de conductas disfuncionales que pudieran facilitar la realización de actos de corrupción. Los funcionarios públicos, sin excepción, deben guiar la acción de probidad, prudencia, justicia, templanza, idoneidad y responsabilidad.

Porque la ética de la función pública comprende un criterio comprensivo no sólo de lo relacionado con la honestidad, sino además con la calidad del trabajo, el clima laboral y la atención del ciudadano. El principio republicano de publicidad de los actos de gobierno obliga a los funcionarios a manifestarse y actuar con veracidad y transparencia en la gestión de los asuntos públicos. ¿Para qué inauguraron un centro de atención de la salud, usando tantos millones de pesos que es dinero de la comunidad, si van a terminar prestándola como vivienda a parientes de su espacio político? y ¿Para qué gastar tanta plata, si solamente funcionará como edificio de servicio público, dos días a la semana? Los otros días de la semana, ¿La gente no se enferma? ¿O ya determinaron ustedes mismos, que se deben enfermar o necesitar el servicio solamente cuando va el enfermero? Eso, es al menos raro, patético y contradictorio.

Como ciudadano libre de expresión y en virtud de no ser mal educado y repetir lo que se dice de los funcionarios, les sugiero que en defensa del interés general, preserven con altura su independencia de criterio y eviten verse involucrados en situaciones que comprometen su imparcialidad. Porque se fuese cierto, y alguien lo investiga y prueba, deberían dejar sus cargos, o bien, procuren mantener una conducta decorosa y digna y no utilicen las prerrogativas del cargo para la obtención de beneficios personales.

Qué pena dan las situaciones que se han presentado desde hace un tiempo a esta parte. 

Amigos que leen estas líneas, les propongo un ejercicio de pensamiento y nos preguntemos: ¿Y Si hay una campaña de desprestigio contra estos representantes? ¿Cuál sería la respuesta? Bueno, les propongo una: Si es así, que se trata de una campaña de desprestigio, deben salir a la luz con sus pruebas, hablen, rindan cuentas de sus actos, defiéndanse si es que así debe hacerse. Den la cara.

Me pregunto si coincidirán conmigo, porque de ser así, al concejal que lo acusan de ser indecoroso y ventajero, le sugiero que dé la cara y le compruebe a la sociedad toda su inocencia y si no tiene como defenderse, licencie su función o simplemente, renuncie, pues la honorabilidad de ser representante del pueblo vallista, a decir de mucha personas que lo votaron, ya no la tendría, por ese acto. Aunque si da la cara, quizás la recuperaría, total, el cargo lo sigue usufructuando.  Aunque si conversan entre ustedes, parecieran coincidir, que tendría culpabilidad. 

En el otro caso, de reciente publicidad, al concejal, ex secretario legislativo, de la cara también, o pague el alquiler para sus parientes, si es que lo que dicen los vecinos norteños es verdad. 

Se viene una campaña política muy dura para todos los que están en la vidriera hace bastante tiempo, además, de que esa campaña ya está pintada de dudas para el gobierno. No hay hoy por hoy, increíblemente en San Juan un sistema electoral definido, aunque ,parece que solamente aquí en Valle Fértil, ya saben cuál es el sistema que aprobarán los diputados después de la contienda judicial entablada y aun no finalizada en la justicia contenciosa administrativa,  porque ya se puso  en la máquina de moler nombres y prestigios, a muchos de los hombres y mujeres del justicialismo, que, casualmente,  los dos concejales cuestionados per se o por las acciones de sus parientes, dicen algunas lenguas que estarían muy mal en las encuestas, aunque ambos querrían repetir o subir a candidatos a Intendente. 

Y como corolario de hechos, siempre fuera de la ley, algo que ya les caracteriza, amenazaron a uno de los periodistas de Infovallefertil. Hecho gravísimo!!! 

Patéticos!!!

Te puede interesar