EL FIN DE UNA ERA

Desde el primer movimiento militar de derrocamiento se un presidente Argentino, donde participó Juan Domingo Perón, su movimiento, el Peronismo y sus re invenciones siempre, han sido protagonistas de convencer al pueblo argentino con el discurso de la defensa del más débil y de la lucha contra la pobreza. Pero jamás, en la práctica, fue real ese discurso.

Opinión 19/11/2023 LAUTARO COSTA
descarga

En 1943 un grupo de militares nacionalistas dio un golpe de estado y derrocó al presidente Castillo. Dentro de este grupo se destacó el coronel Juan Domingo Perón, quien, desde la secretaría de Trabajo y Previsión, llevó adelante un política tendiente a mejorar la legislación laboral y social (vacaciones pagas, jubilaciones, tribunales de trabajo).

En 1958 el líder de la Unión Cívica Radical Intransigente, Arturo Frondizi, llegó al gobierno tras sellar una alianza con Perón. Sin embargo, su política desarrollista, llevada a cabo mediante la contratación de empresas extranjeras para la extracción de petróleo y la gestión de un crédito del FMI, condicionado a la implementación de medidas liberales, no tardaron en granjearle la hostilidad del peronismo.

Entre 1973 y 1976 gobernó nuevamente el peronismo con cuatro presidentes (Cámpora, 1973; Lastiri, 1973; Perón, 1973-1974; e Isabel Perón 1974-1976), quienes intentaron retomar algunas de las medidas sociales del primer peronismo, como el impulso de la industria y la acción social, el mejoramiento de los sueldos y el control de precios. Pero los conflictos internos del movimiento peronista y la guerrilla, sumados a la crisis económica mundial de 1973, complicaron la situación, que se agravó aún más con la muerte de Perón en 1974 y la incapacidad de su sucesora, Isabel Perón, de conducir el país.

Luego, asumieron los Militares y cometieron persecuciones, abusos y alteraciones de todo tipo, hasta 1983. 

Las elecciones en ese año las ganó Raúl Ricardo Alfonsín y por las negaciones de acompañamiento en plena crisis económica del Peronismo, Alfonsín no terminó su mandato. Con escaso apoyo social, frente a un peronismo conspirativo y con los grupos económicos en contra, la hiperinflación obligó a Alfonsín a renunciar antes de tiempo. Vendría el tiempo del “menemato”.

Carlos Saúl Menem, estableció una política económica con la privatización de empresas estatales, como YPF, Aerolíneas Argentinas, Entel, Gas del Estado, entre otras, fue acompañada por una apertura indiscriminada del mercado a los productos y capitales extranjeros y por una política de “relaciones carnales” con los Estados Unidos. Carlos Menem, el candidato peronista que accedió a la presidencia en 1989, procedió paradójicamente a implementar este programa, que se encontraba en las antípodas de su prédica electoral y de los postulados históricos del peronismo.

El 10 de diciembre de 1999, Fernando De la Rúa juró como 26° Presidente de la Nación Argentina en el Congreso de la Nación Argentina. Ejerció el Poder Ejecutivo Nacional por imperio de la ley de acefalía, debido a la renuncia el 20 de diciembre de 2001 del presidente constitucional Fernando de la Rúa, hasta que la Asamblea Legislativa y eligió al nuevo presidente de la Nación Adolfo Rodríguez Saá, quien con el apoyo de todos los gobernadores peronistas del país, anunció el default de la deuda soberana.

En esta era de casi 70 años de peronismo, fueron momentos efímeros, ciertos periodos de gobierno ciertamente exitoso, como el de Néstor Kirchner.

En las elecciones presidenciales de 2003 Kirchner encabezó la lista del Frente para la Victoria. Obtuvo el segundo lugar con el 21,65% de los votos, accediendo a la presidencia, luego de que su oponente Carlos Menem renunciara a la segunda vuelta electoral. En los meses siguientes buscó consenso con los partidos políticos opositores a nivel nacional. El 22 de septiembre de 2003, el presidente Néstor Kirchner propuso una quita promedio del 75 % del valor de la deuda con los tenedores de bonos argentinos, que ascendía a 94. 302 millones de dólares. Cristina Fernández, esposa del ex Presidente Kirchner, ganó en las elecciones del 28 de octubre de 2007 en primera vuelta con el 45,29% de los votos, sucediendo el 10 de diciembre al presidente Néstor Kirchner, quien desempeñó el cargo hasta el 10 de diciembre de 2007, fecha en la cual las nuevas autoridades nacionales asumieron sus cargos. Durante su primera gestión de gobierno en el período 2007-2011, fue acompañada por el vicepresidente Julio Cobos, quien fuese gobernador de Mendoza. El 21 de junio de 2011 confirmó públicamente su postulación para la reelección. Su compañero de fórmula fue Amado Boudou, ministro de Economía y Finanzas Públicas en el período 2009-2011.En las elecciones presidenciales de 2011, obtuvo el 54,11 % de los votos, accediendo a un segundo mandato presidencial en el período de los años 2011-2015. Estos gobiernos nacionales, en la mayoría del tiempo que gobernaron, con algunas leves e insignificantes modificaciones han seguido el camino de izquierda, socialismo y populismo. Acompañado en las mayorías de las provincias, por gobiernos del mismo frente y color. 

Un periodo de gobierno con sello no Peronista, fue el de Mauricio Macri. La organización política a la que representó fue el partido Propuesta Republicana, que integró la coalición política Cambiemos, a la que también pertenecieron la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica ARI entre otros partidos. El diario español El País informó que fue el primer presidente argentino no perteneciente al partido peronista en completar su mandato en tiempo y forma desde Marcelo Torcuato de Alvear en 1928. 

Existen discrepancias sobre la fecha exacta de finalización de su mandato: según algunas personas finalizó el 10 de diciembre de 2019, al momento del juramento de su sucesor, Alberto Fernández, según otras personas su mandato finalizó el 9 de diciembre de 2019 a las 24:00, al cumplirse cuatro años del inicio del mismo, según lo establecido por la jueza Servini en el fallo del 9 de diciembre de 2015.

El 18 de mayo de 2019, la expresidenta, Cristina F de Kirchner, anunció a Alberto Fernández, como candidato a presidente de la Nación por el Frente de Todos para las elecciones presidenciales de 2019, con ella misma como compañera de fórmula, siendo electo en primera vuelta, con el 48,24 % de los sufragios, derrotando al presidente en ejercicio Mauricio Macri, quien buscaba la reelección. El diario británico “The Economist”, calificó a su presidencia como una administración débil, debido al peso específico en la toma de decisiones de la vicepresidenta CFK, dos veces presidenta y líder de la coalición. En julio de 2022, tras cuestionamientos internos sobre la reducción del déficit fiscal como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la renuncia de varios funcionarios que responden a CFK causaron una crisis política dentro de la coalición, que provocó una crisis cambiaria. En ese contexto, asumió como nuevo ministro de Economía el entonces presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, en una cartera unificada con Agricultura y Desarrollo Productivo. En abril de 2023, Fernández anunció que no se postulará a la reelección a la presidencia en las elecciones presidenciales de 2023, prefiriendo terminar su mandato en diciembre de este año. 

Sergio Tomás Massa, fue hasta ayer, candidato a presidente de la Nación, llegó al Ministerio de Economía, el 3 de agosto de 2022 con un dólar oficial de $139 y un alza interanual de precios de 71%; hoy los números están agravados y, si bien se logró sobre el filo acordar con el FMI, no hubo medidas de fondo. La renuncia al cargo de ministro de Economía de Martín Guzmán, apuntado por el kirchnnerismo, derivó en el ingreso temporal de Silvina Batakis, una suba del dólar, la aceleración inflacionaria, una salida de depósitos y mucha incertidumbre por el futuro del Gobierno en el corto plazo, ayudaron a su llegada ministerial. Luego, con la ausencia en el mundo real y diario de la política del Presidente Fernández, asumió el rol de ministro plenipotenciario de economía y de ejecutivo nacional.

Este domingo 19 de noviembre de 2023, en Argentina, llegó a las elecciones presidenciales con una economía que cae en picada. El Producto Interno Bruto no creció en los últimos tres meses. La inflación superó el 142% interanual. Uno de cada cuatro argentinos, vive en la pobreza y dos salarios mínimos no alcanzan para cubrir la canasta básica de un hogar con cuatro miembros. En el mercado cambiario, conviven más de una decena de cotizaciones para el dólar. Las reservas brutas del Banco Central han caído a la mitad en los últimos dos meses.

Gastó más de 2 mil millones de pesos para su campaña y fue derrotado por un ignoto candidato liberal y libertario, ayudado por parte de la coalición Juntos por el Cambio.

Este domingo 19 de noviembre, será recordado como el día que la ciudadanía Argentina, dejo de creer el los viejos postulados y relatos políticos del Peronismo, que gracias al kirchnerismo, le puso fin a la era del populismo en la Argentina, después de muchísimos años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias
Lo más visto