OBNUBILACIÓN

Opinión 15/10/2022 Por LAUTARO COSTA
Estado de pérdida pasajera del entendimiento y de la capacidad de razonar o de darse cuenta con claridad de las cosas.
SXAHETDGVWPDO6Q75SAXVFIWVY

Sería importante, creo yo, preguntarles a los señores concejales del oficialismo vallista, porque se oponen, o porque no acompañan, los pedidos de informes sobre gastos y obras, y/o lo que sea necesario saber por parte del pueblo, que siempre es solicitado en el marco de la carta orgánica. O si prefieren, en el marco de la Ley 430-P. (LEY 430-P sancionada en SAN JUAN, 19 de Noviembre de 2014. Publicada en el Boletín Oficial, el 16 de Marzo de 2015. Estado: Vigente, de alcance general. Información del Digesto: Texto consolidado por Ley 1260-E)

Sería mucho más importante, que expresaran por escrito su postura a negarse a cumplir con sus obligaciones.

Seria más interesante y quizás acallaría las críticas, conocer quien de ellos, (concejales Viviana Chávez, Martín Chávez, Jaime Lara del Bloque FdT), tuvo iniciativas propias que significaran, por ejemplo saber de gastos e inversiones municipales, (que es como debería ser), para resaltar sus gestiones transparentes y ajustadas a la constitución y leyes provinciales y nacionales. 

Es sabido que pertenecen a la misma coalición que los llevó a ocupar sus bancas, pero deben responder a todo el pueblo, sin discriminación de ningún ciudadano, ni por su credo, religión o color político y cumplir cabalmente con su obligación en el cargo que ocupan.

Sería justo que publicaran, los números de los gastos que por mayoría aprueban o porqué en general, solamente aprueban los pedidos que vinieron, como “pedidos especiales” desde el ejecutivo municipal, que como ya sabemos, “al Señor Intendente no le gusta hablar de números”. (Lo dijo el propio Jefe comunal públicamente, en ocasión de inaugurar la iluminación del alumbrado hacia Baldes de las Chilcas, que por cierto, entró como obra del FODERE y aun no se publicó la información sobre algunos proveedores que se rumorea, no estarían tan ceñidas a derecho).

¿Se habrán resignado estas personas que recibieron en su momento el apoyo popular para representar el control del ejecutivo y legislar a favor del pueblo? 

¿Tendrán como consideración algún día, antes que termine su mandato, poder expresar abiertamente que nadie les impidió ser ellos mismos? O solamente se han resignado por el proyecto municipal y popular, para ser dominados y jamás representar como corresponde y manda la constitución al pueblo que los votó?

¿Por qué escribo esto? Pasa que se suscitó una situación, al menos rara, (informada por este medio) y no supieron expresar por qué no quisieron “acompañar”, al pedido de informes, solicitado por un concejal de la oposición. 

Este pedido de informes, según explicó el edil que lo pidió, fue a raíz de los inconvenientes que sufren desde hace bastante tiempo los vecinos, por el tema de la obra inconclusa de las cloacas, ya que dejaron calles rotas, asfaltos mal emparchados, baches y alambrados nunca arreglados cerca de la planta de reciclamiento proyectada. Lo hizo el concejal Miguel Acosta, quien además le pidió al poder ejecutivo municipal que “responda de manera urgente a los vecinos”. 

No es que Acosta sea el mas brillante de los concejales, ni mucho menos, pero al menos les prestó atención a los reclamos de los vecinos que, antes de ir a los concejales, fueron al ejecutivo y no obtuvieron respuesta.

Según averiguaciones concretadas antes de elaborar dicho reclamo, se habría determinado con certezas que hay 760 cámaras de inspección, (las que se colocan al frente del inmueble), que jamás se instalaron. 

Que habría 85 inmuebles a los que no les dejaron instalados los caños de desagüe cloacal y se habría averiguado, que en la delegación de OSSE existiría un libro donde están insertos los reclamos formales. 

A lo expresado, se sumaría que el municipio habría entregado casi 100 lotes al sur de la villa cabecera sin agua potable, sin luz y sin cloacas, para que la gente seleccionada, (por ellos mismos), construyan sus módulos habitacionales.

Si esto resulta grave, imagínense si los concejales no tendrían inconvenientes, por si a alguien se le antojara denunciarlos por incumplimiento de deberes de funcionario público, o más grave aún, por resultar cómplices de ocultar información frente a la ley de transparencia que todos los municipios están obligados a dar a conocer.

¿Será que estos ediles oficialistas, han pensado que auto obnubilándose, podrán zafar de sus obligaciones?

¿Será que solamente aceptaron estar en esas sillas para estar conchabados el tiempo que llevan y el que les resta?

Espero que no tengan apetencias de repetir, porque la verdad, que no imagino cuál sería su propuesta para captar votos otra vez.

Mirar para otro lado, no beneficia a nadie. Hacerse el tonto, tampoco. 

Ocultar es infantil, pues en el Valle todo se sabe, de una u otra manera, termina sabiéndose.

Los Vallistas, necesitamos un cambio urgente, los sanjuaninos lo necesitamos y a la Argentina, pobre… que falta le hace!

Te puede interesar